20-10-2019

Detuvieron a un joven por el ataque racista en Bernal

En un grave hecho que aseguran fue intencional, un matrimonio de haitianos denunció que el hijo del locatario de una vivenda que alquilaban en Villa Alcira, en Bernal, arrojó una bomba incendiaria para que se vayan de la casa.

En las últimas horas la policía detuvo al hijo del locatario, quien está acusado de haber sido el responsable del ataque. su nombre es Cristian Ariel Fernández.

Como resultado del grave incendio, la mujer, de nombre Cherline Chery fue llevada de urgencia al hospital de Quilmes, donde perdió su embarazo, y quedó internada en grave estado. En tanto que su esposo, Stanley Prumier, sufrió quemaduras en sus extremidades.

De acuerdo con el testimonio aportado por Stanley al representante de su comunidad haitiana en el país Jackson Jean, el propietario de la vivienda ubicada en la calle AlmaFuerte, entre Lago Lacar y Lago Carril Lauquen, “les pidió que desalojaran la vivienda, sin previo aviso, lo que generó que esta familia reclamara sus depósitos".

"Como respuesta a esta solicitud el domingo 13 de octubre a las 2:00 a.m. escucho el ladrido del perro familiar, sorprendido, salió con el fin de corroborar que estaba sucediendo, en esas circunstancias pudo apreciar que el hijo del propietario de la vivienda, lanzaba una botella del tipo Molotov en la sala de su hogar, comenzando un incendio de características trágicas”.

“Este hecho de violencia y racismo ha causado la indignación en nuestra comunidad. Ver a nuestros compatriotas siendo abusados de esta manera, genera dolor y angustia. Nuestra comunidad es tranquila, somos personas trabajadoras que no nos involucramos en cosas malas, más bien buscamos integrarnos y aportar a la sociedad Argentina”.

SIN PERICIAS Y POCA AYUDA DE LA POLICÍA Y BOMBEROS
Asimismo, destacó que “Nos ha causado una gran decepción escuchar a Stanley contar que los bomberos y la policía ni siquiera le han preguntado sobre lo sucedido. La fiscalía no redactó bien sus denuncias, pusieron que no tienen lesiones físicas, cuando el parte médico dice lo contrario. Es por eso que nuestra comunidad se ha unido contra este acto de violencia, racismo y discriminación institucional acompañando a las víctimas”.