11-01-2019

Detuvieron a tres delincuentes por el crimen del empresario de Bernal

La DDI de Quilmes en conjunto con efectivos de la seccional Segunda, lograron detener en Lanús a tres personas que están involucradas en la muerte del empresario Abel Espósito, quien murió el lunes a la madrugada tras ser torturado por los delincuentes.

Como se recordará, el primer gran avance en la investigación se dio gracias a una cámara de seguridad ubicada en la propiedad de un vecino de la víctima y -según pudo saber este medio- las autoridades también investigan a alguien cercano al empresario para determinar si el hombre fue "entregado" a los asesinos.

Espósito, de 51 años, fue atacado el domingo hacia las 23 horas por los delincuentes que lo estaban esperando en su casa de la calle Avellaneda al 100, a unos 250 metros de la comisaría 2da. de Quilmes, en pleno centro, justo cuando regresaba de sus vacaciones en la ciudad uruguaya de Punta del Este. Después de dejar el auto en el garaje, ingresó a la casa y lo abordaron.

Primero, lo encerraron en un cuarto junto a la empleada doméstica y después de un rato, se lo llevaron hasta un baño, donde lo torturaron por más de una hora para exigirle que les entregara "un maletín gris".

El hombre les dijo en todo momento que no lo tenía, pero no fue suficiente. Los asesinos se ensañaron y finalmente murió ahogado. La autopsia confirmó que una "asfixia mecánica" fue la causa del fallecimiento y que tenía "líquido en los pulmones".

Un dato que llama la atención es que los delincuentes no se llevaron nada. De hecho, en la vivienda encontraron sobre una cama una buena suma de dinero, objetos de valor y joyas, lo que refuerza la hipótesis de que hubo un entregador y por eso ahora investigan a alguien del entorno de la víctima.

Mas Noticias