13-09-2017

Grave denuncia de coimas involucra al jefe de la policía local

Pablo Fuchs, salpicado por denuncias de coimas en la policía local.

La fiscalía 5 de Quilmes tiene en sus manos una grave denuncia, que involucra directamente contra la cúpula de la policía local de la ciudad. Se trata la causa que lleva el número de IPP 13-00-22740/17, la cuál asegura que el actual jefe de la policía, Subcomisario Pablo Fuchs, el segundo Oficial Principal Leonardo Litvachkes y el tercero en la línea de mando, Oficial Inspector Alvaro Magallanes Arostegui, son responsables de exigir dinero a comercios de Quilmes para brindarles seguridad.

Según se observa en la denuncia, en caso de que esos comerciantes se nieguen a pagar entre dos mil y tres mil pesos por semana, la zona es liberada.

El expediente además acumula fojas que contienen grabaciones y filmaciones y de la querella forman parte dos efectivos policiales que denuncian haberse negado a esta práctica ilegal y por lo que fueron separados de la fuerza.

Según publicó InfoSur, existe una resolución ministerial impide a efectivos de la Policía Local desarrollar tareas adicionales. No obstante esa situación, en Quilmes, se estarían utilizando a uniformados en servicio para la prestación irregular en varios comercios.

En los audios aportados como pruebas ante la Justicia, uno de los propietarios de supermercados chinos apuntados en la investigación suele "quejarse" ante la cúpula cuando el efectivo policial no se queda parado en su puerta o adentro del comercio.

En el expediente judicial también hay un audio donde el comerciante admite que "arregla" con los superiores la disposición de los hombres de azul. En uno el chino reconoce que paga por seguridad y en otro audio una oficial de policía expresa que el chino le gritó delante de los clientes del mercado, por no estar adentro del mercado.

Toda la documentación está presentada ante la Justicia, informaron los voceros. Allí se puede escuchar a una policía que se queja porque podría ser sancionada a raíz de la queja de una juguetería porque no permanece fija en el lugar. "Yo no puedo creer que me puedan sancionar por esto, yo estoy para brindar seguridad a todos y no sólo a la juguetería", señala en el audio que se dio a conocer en el portal web de este medio.

En otra cámara oculta, un vecino de la casa de Baterías Roverano admite que el policía local para allí porque esa "empresa les paga". Tras conocerse esto, el policía "dejó" de prestar sus servicios. 

EL DELIBERANTE CITÓ AL SECRETARIO DE SEGURIDAD
Por su parte, el concejal de Juntos por Quilmes, Angel García, pidió en la última sesión ordinaria que el secretario de Seguridad del Municipio, Matías Zarco, concurra el proóximo martes a la reunión de la Comisión de Seguridad que funciona en el ámbito del legislativo local, a fin de aportar algún dato mas a la situación.