24-04-2017

Encontraron muerto al quilmeño desaparecido en Puerto Madero

Un estudiante de bioquímica que estaba desaparecido desde el viernes cuando había ido a bailar a un boliche del barrio porteño de Puerto Madero apareció muerto en uno de los diques de la zona, informaron fuentes policiales.

Se trata de Maximiliano Eduardo Benítez (25), vecino de Quilmes cuyo cadáver fue hallado por personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) a la altura del Dique II, entre la calle Estados Unidos y la avenida Belgrano.

Fuentes policiales informaron que los efectivos observaron esta mañana, alrededor de las 9.30, un cuerpo que vestía pantalón negro, suéter marrón, abajo una remera azul y zapatillas oscuras.

Los investigadores determinaron que se trataba de Benítez, quien el viernes último por la madrugada fue visto por última vez tras haber ido a bailar al boliche Asia de Cuba, situado en Pierina Dealessi 750, a unas 8 cuadras del lugar del hallazgo.

El fiscal de instrucción 10 porteño, Julio Argentino Roca, dispuso una serie de medidas, entre ellas que sacaran fotos del cuerpo y que sea trasladado a la morgue judicial.

Los pesquisas analizaban las imágenes de las cámaras de seguridad de Puerto Madero y aguardaban esta tarde el resultado de la autopsia para determinar si el estudiante fue víctima de un homicidio o si falleció ahogado.

El jefe de PNA de Buenos Aires, Fabián Fara, dijo a la prensa en el lugar del hallazgo que la causa “está en etapa de investigación” y destacó que las recorridas del personal de seguridad “son constantes, tanto terrestre como lacustre”.

En tanto, Leonardo, amigo de Benítez, contó que del “jueves para el viernes salió con unos compañeros de Cross Fit que no eran su grupo habitual de amigos”. "La información que obtuvimos es que él salió del boliche por sus propios medios a las cuatro y cuarto y la última conexión de WhatsApp fue a las cuatro y veintinueve del viernes”, aseguró.

El muchacho afirmó que procuraban determinar si él mandó “algún mensaje, si alguna persona del boliche vio algo tanto afuera como adentro o personal de seguridad si escuchó algún ruido, algún disparo”. Además, el joven señaló que lo estuvieron llamando a su celular “hasta el viernes a la tarde y el teléfono daba tono pero llegó a un punto que no sonaba más”. "Siempre fue una persona muy tranquila, muy pacífica, la gente que lo conoce de zona sur que también nos conoce a nosotros sabe que somos un grupo de amigos tranquilo”, describió.

Por su parte, Laura, tía y “madre del corazón” del joven fallecido relató que la última vez que lo vio fue el jueves a las 20.45 y le dijo que se iba “a bailar a Puerto Madero con unos amigos de Cross Fit” que ella no conocía.

La mujer indicó que Benítez “estaba estudiando bioquímica, trabajaba los fines de semana y no se metía en líos con nadie”. "Quería que apareciera sano pero ahora ya está, lo único que quiero es Justicia, que no vuelva a pasar con los otros chicos”, dijo Mirta, otra tía de la víctima, a quien apodaban “Edu”.