09-10-2020

Denuncian la falta de entrega de insulina en el Hospital de Quilmes


Pacientes con diabetes denunciaron que el Ministerio de Salud bonaerense no envía las dosis correspondientes de insulina al Hospital ‘Isidoro Iriarte’ de Quilmes. Si bien aseguraron que esto viene ocurriendo desde hace un año, en los últimos meses la situación empeoró. Denuncian que se han visto obligados a bajar las dosis lo que les provoca un serio perjuicio a su salud.

En dialogo con el programa “Haro con Hache” (lunes a viernes por Fm Sur 88.9), Valeria Raiker, una de las pacientes insulinodependientes, manifestó que “hace más de un año que el Hospital de Quilmes no está entregando la insulina. Nosotros por el programa PRODIABA (Prevención de diabetes) recibíamos cada tres meses la cantidad de insulina para que la usemos durante esos tres meses; pero a fin de año, empezaron a bajar y nos entregaban para 15 días. Y ya hace 5 meses que directamente no la están entregando”, afirmó. Y en ese marco relató que “hace una semana fuimos al Hospital, éramos más de cien personas y sólo le entregaron a diez”.

Valeria explicó que “según el director del Hospital de Quilmes, la culpa no es de ellos sino del Ministerio de Salud de la Provincia, ya que nos dijo que no les están entregando la medicación. Tengo compañeros que han ido al Ministerio y tampoco les dieron una respuesta. Fuimos también al Dispensario Municipal y tampoco entregan porque el Ministerio tampoco les envía la medicación a ellos”, añadió.

Asimismo, Valeria expresó que “en mi caso, y el de muchos de mis compañeros, nos tuvimos que bajar la dosis de insulina para que nos dure un poco más. Yo tengo que usar 50 unidades a la mañana y 20 a la noche, pero lo que estoy haciendo es bajarme la dosis de la mañana para poder ponerme al otro día. Y hay personas que están haciendo lo mismo”, se lamentó.

En cuanto a los costos para comprar la insulina de manera privada, detalló que “el frasquito de ampollas que te dura aproximadamente 15 días te sale entre $2.500 y $4.000. Hay farmacias que se abusan porque hay falta de la medicación y la venden mucho más cara”.

En el caso particular de Valeria y en muchos pacientes que son diabéticos, la falta de insulina los afecta gravemete: “Tengo compañeros que están perdiendo la vista. Yo tengo 30 años, hace 18 que soy diabética y de un ojo casi ya no veo”, relató.

Por último, Valeria adelantó que la intención de los pacientes perjudicados es organizar una movilización al Ministerio de Salud de la Provincia para pedir explicaciones a las autoridades. “Hicimos un grupo con más de 50 pacientes con diabetes de la zona y queremos ir todos al Ministerio a ver qué solución nos pueden dar”, finalizó.


Mas Noticias