21-11-2019

La UNQ fue sede de una jornada sobre economía social

La Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) fue sede de la jornada “Por una economía popular y comunitaria transformadora” que tuvo su momento fuerte cuando el Obispo Auxiliar de Quilmes Marcelo Julián Margni, el Rector de la universidad Alejandro Villar, y el líder de Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois, se presentaron en el panel que moderó el Director del Departamento de Economía y Administración de la UNQ (DEyA) Rodolfo Pastore. El panel fue moderado por el Director del Departamento de Economía y Administración de la UNQ (DEyA) Rodolfo Pastore. 

En un auditorio colmado, el Obispo Margni, también conocido como “Padre Maxi”, presentó la figura de Francisco desde el origen de su papado: “Siendo jesuita se bautizó con el nombre del fundador de otra congregación (San Francisco de Asís), y en Asís el año próximo realizará un encuentro que propone el trabajo con las economías alternativas”. Además, explicó a los presentes quién era San Francisco de Asís: “un joven de familia acomodada, que experimentó una conversión y se rebeló a la iglesia de ese momento, que era opulenta, y estaba desdibujada por la riqueza, para volver al origen, a la figura de Jesús, de un Dios pobre”.

Previamente, el Rector de la UNQ dijo que “es imperdonable que haya hambre en Argentina” y se mostro satisfecho con la gestión de la Casa de altos estudios porque dijo “hemos cumplido los objetivos de una universidad: educar, hacer ciencias y vincularnos. Y lo logramos con la economía social y solidaria”.

Y cerró la exposición Juan Grabois que habló de la importancia de las tres “T” (Tierra, Techo, Trabajo). El dirigente social aclaro que “no hay política alimentaria mejor que el trabajo”, y denunció que “además de haber superado los límites de la desigualdad y la justicia social, hay un límite que no podemos sobrepasar y nos estamos acercando: el límite del planeta… Si no se cambia de manera estructural no habrá futuro”.

MAYRA AUSENTE CON AVISO
Con la ausencia de la intendenta electa Mayra Mendoza, Grabois valoró la figura de la diputada nacional (no estuvo presente porque debatía en la cámara la Ley de alquileres y la Ley de góndolas), y aprovechó el momento para hacerle un pedido: “Yo creo mucho en ella (Mayra) porque es una compañera joven que ha estado, por ejemplo, cuando se reprimió a los carreros; hay cosas que no se pueden seguir tolerando, yo creo que son el reflejo de la ecología integral, tienen que ser priorizados en una política pública integral de recolección de residuos diferencial y reciclado que entienda la cultura popular, que no pretenda una receta de arriba para abajo; y en esa comprensión de la cultura popular buscar la dignificación de una actividad que es digna pero que se realiza en condiciones indignas”. Grabois hablaba de los carreros y cartoneros, que en buena medida particparon del evento y que no dejaron de aplaudirlo cuando cerró la exposición.