07-08-2019

Molina: "Los que nos acusan de insensibles, son los mismos que se robaron la plata del Estado"

A pocos días de las elecciones primarias, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, visitó el programa “MAÑANA SUR” (FM Sur 88,9) donde anunció que ya ha iniciado conversaciones con el Banco Mundial para que la entidad internacional financie las obras hidráulicas de la cuenca San Francisco-Las Piedras, que pondrán dentro de algunos años fin a las inundaciones del oeste quilmeño. Además anunció la culminación del Parque Lineal en la traza de la avenida Provincial, que será el primer paso para la estación terminal de micros de Solano

Asimismo Molina hizo referencia a una inquietante situación al señalar que el gobierno anterior le dio un guiño a las mafias y al narcotráfico para coptar el Estado y los barrios de la ciudad.

“Llegamos con muchas ganas, con el equipo entero, con la convicción que vamos a ganar por lo que vivo con los vecinos en la calle todos los días: Seguí adelante….no aflojés. Una constante en todo Quilmes. Obviamente hay muchos que están esperando cosas y que hay reclamos históricos y no tan lejanos; pero esto necesita de más tiempo para que se consolide y para seguir yendo para adelante. Sabemos que hay dificultades y no las ocultamos; pero es por acá” –señaló el intendente, haciendo referencia a la campaña donde buscará su reelección

Molina fue muy duro al responsabilizar al gobierno anterior con el delito y el narcotráfico; poniendo énfasis en la tarea que ha llevado adelante el gobierno nacional y la Gobernadora Maria Eugenia Vidal; para revertir la situación.

En este sentido, manifestó: “Como mínimo lo que podemos decir es que el Estado estaba ausente en los barrios. Dejó de estar presente, de darle respuesta a los vecinos y esto fue –en todo el conurbano- como abrirle la puerta a los narcos. Una mezcla de un estado ausente y un guiño como mínimo a las mafias que se hicieron presentes en el distrito, y que participaron -a mi entender del Estado- porque sino no hubiera podido pasar esto: la entrada de los narcos a nuestros barrios para llevarse la vida de nuestros pibes. Fijémonos lo que está haciendo el ministerio de Seguridad, tanto de Provincia o Nación. La cantidad de operativos antidrogas: Más de 120 mil, 138 bunker derribados; eso no había sucedido nunca; o la lucha contra los desarmaderos, donde venimos de 20 mil autopartes secuestradas durante años, a 18 millones en tres años. Es más que elocuente que los gobernantes miraron para el costado como mínimo. Esta decisión que tenemos el domingo, en octubre y si hubiese segunda vuelta en noviembre; es muy importante y es la elección más importante de los últimos 70 años, porque vamos a definir qué Argentina queremos”.

Obras y Cambios Profundos
El jefe comunal brindó un repaso sobre lo que sin duda es su “caballito de batalla” en estas elecciones: Las más de 300 obras realizadas durante su gestión, y el trabajo para integrar a los barrios más postergados “Hicimos más obras que las realizadas en los últimos 30 años, y nosotros no las contamos individualmente".

"Las 500 cuadras de asfalto son una obra. Las casi 200 escuelas que reparamos para nosotros son una obra, no las contamos individualmente. Los 6 jardines municipales son una obra. El METROBUS –que transformó la avenida Calchaquí, Camino General Belgrano, Mitre, el Polideportivo, los espacios públicos, el Parque Lineal Don Bosco o el que estamos haciendo en la traza de la avenida Provincial en Solano; que es el paso previo a construir la gran estación terminal de Solano de corta, media y larga distancia; los 17 destacamentos, el Centro de Monitoreo. Donde miremos hay obras importantes que cambiaron la calidad de vida de los vecinos. Lo que cambiamos en la política, sobre todo en el conurbano, donde los llamados Barones tenían un sistema de punteros haciendo una suerte de para-estado; contra hoy que tenemos un Estado presente dando respuestas y restituyendo derechos ciudadanos. Eso es lo que podemos ver hoy en Itatí, donde integramos al barrio con seguridad, saneamiento, agua, cloacas, asfalto, iluminación, transporte público, salud, educación. Ahí se está construyendo el edificio del Centro de Acceso a la Justicia, donde van a trabajar los fiscales. Del robo escandaloso del Estado a un estado que da respuestas”.

Financiamiento del Banco Mundial para los arroyos
En uno de los anuncios más trascendentes de la entrevista; Molina se refirió al trabajo que lleva adelante para poner un punto final al mayor de los problemas que afronta el distrito: Las inundaciones; asegurando que ha comenzado las conversaciones con organismos multilaterales de crédito para obtener el dinero necesario con el cual encarar las soluciones.

En este sentido, dijo que “Este trabajo que iniciamos en 2016 ya es concreto, tiene una cuestión jurídica y legal que es el Comité de Cuencas que presido; y ya estuvimos reunidos con el Banco Mundial y con los organismos que nos van a dar los créditos para poder hacer esas obras. Hace 20 días estuvimos reunidos con el Banco Mundial para comenzar a buscar el financiamiento. Se estima que son obras que rondan los 1.000 millones de dólares; sólo las obras de infraestructura para los arroyos, con las calles que llegan hacia los arroyos, los reservorios para volcar el agua cuando no dé la capacidad volcarla y bombearle luego. Aliviadores y algo de espacio público. Todo esto sin hablar de las obras de vivienda, donde estamos haciendo un censo muy importante para relocalizar a la gente y abrir el camino de sirga".

"A veces escucho a muchos que fueron gobierno y que hablan de las inundaciones. Nunca se conformó el Comité de Cuencas, que es el paso fundamental para encarar el problema. Hay candidatos que están hablando de entubar los arroyos y hacer avenidas por arriba….una locura. Yo les digo que primero se informen: No se entuban más los arroyos”.

Proyectos a Futuro
Como una expresión de deseo muy fuerte; pero que prometió concretar si resulta electo, Molina centró el futuro de su gestión en otra prioridad además de la solución del problema de inundaciones “Queremos dejar de hablar de agua, cloacas, asfalto, inundaciones para hablar de esa ciudad que se pone de pié; una ciudad moderna, segura; con posibilidades para todos, sustentable. Lo que sueño para Quilmes –que son proyectos que están en planificación- tienen que ver con recuperar La Ribera y que vuelva a ser un espacio público de calidad como cuando éramos chicos”.

Oposición y situación económica
El Intendente fue consultado también sobre su visión respecto a las elecciones y las dudas sobre si los vecinos de la ciudad priorizarán las obras que llevó adelante su gestión, o la difícil situación económica que atraviesa el país y sobre todo el conurbano.

Este gobierno (nacional) tomó las decisiones más difíciles para cambiar estructuralmente el país. Las dificultades son reales, entendemos esta situación difícil, pero vemos que los vecinos también lo reconocen. Y nos lo dicen…vemos a muchos grupos de vecinos que se acercan, que quieren hablar con nosotros. Recordemos lo que les pasó a muchos intendentes en el último año de gestión; que no podían salir a la calle sin patovicas al lado y con anillos de seguridad rodeándolos para que la gente no se les acerque. Nosotros caminamos la calle y los barrios tranquilamente y hablamos con todos los que quieren hablar, incluso para reclamarnos".

"Tenemos un equipo que está dando la batalla todos los días junto a los vecinos y que vamos a redoblar esfuerzos para profundizar este trabajo que comenzamos en 2015 para poner a la ciudad de pie".

Finalmente le dedicó algunas consideraciones a la oposición, tanto local como nacional “Todos estuvieron en los distintos gobiernos. Todos los que hoy compiten. Y yo les pregunto, ahora que presionan soluciones de un día para otro: ¿Porqué no trajeron soluciones concretas para Quilmes?. ¿Ahora se acuerdan?. Por eso los vecinos les dijeron basta de parches".

"Los que nos están acusando de insensibles, son los mismos que se robaron la plata del Estado, los que le robaron en bolsos la plata de los vecinos para resolver los problemas históricos de inundaciones".

"Uno los ve hoy dándose besos, pero no se ponen de acuerdo entre ellos. Son los mismos que hace poquito decían un montón de barbaridades del otro: Qué los iban a meter presos a los mismos con los que ahora comparten listas. Antes decían que medir la pobreza era estigmatizante y ahora dicen que hay que medirla mejor”.