18-04-2019

Fuerte llamado a acompañar a los pobres en la homilía de la Misa Crismal

El miércoles 17 de abril se realizó la Misa Crismal en la Iglesia Catedral de Quilmes, con la presencia del Obispo de Quilmes Carlos José Tissera, el Obispo Auxiliar de Quilmes Marcelo Julián (Maxi) Margni, el Obispo Emérito de Quilmes Luis Teodorico Stöckler, el Obispo Emérito de Río Gallegos Juan Carlos Romanín, sacerdotes y diáconos de la diócesis Quilmes.

Luego de la renovación de las promesas sacerdotales y diaconales, el Padre Obispo Margni pronucnió la homilía en la que destacó la necesidad de acompañar a los pobres: “Estamos llamados a ser una Iglesia del lado de los pobres. Una Iglesia profética. Así nos lo proclama Isaías y lo consuma Jesús, ‘ungidos para llevar la buena noticia a los pobres, para vendar los corazones heridos, para proclamar la liberación a los cautivos y la libertad a los prisioneros, para cambiar su ceniza por una corona, su ropa de luto por el óleo de la alegría, y su abatimiento por un canto de alabanza…’” (Transcribimos la homilía completa a continuación)

En una catedral repleta de gente el Padre Obispo Stöckler bendijo el óleo de los enfermos, El Padre Obispo Romanín, el óleo de los catecúmenos, y el Padre Obispo Tissera consagró el Santo Crisma, que se usan para hacer unciones de enfermos, bautismos, y confirmaciones y ordenaciones de sacerdotes y diáconos, respectivamente.

En la última parte de la celebración, Monseñor Tissera entregó a cada sacerdote los oleos y el santo crisma que utilizará durante todo el año en sus parroquias y capillas. Y los saludó especialmente en el día previo al Día del Sacerdote (Jueves Santo).