13-02-2019

El desafío de Galetto de cara a las elecciones de octubre

Por estas horas, el flamante Secretario de Servicios Públicos, Guillermo Galetto, está terminando de definir su equipo de trabajo. Pero mientras lo define, sabe que se enfrenta al desafío más importante desde que llegó a la gestión junto al intentende Martiniano Molina.

Entiende que hoy el reclamo del vecino, fundamentalmente de la zona Oeste de la ciudad, es por la falta de limpieza y recolección. Ni siquiera la Seguridad aparece en el primer escalón de prioridades, ya que esa área es mayormente responsablidad de la Provincia.

El vecino quiere que le recojan la basura, le levanten las ramas y le cambien la lampara de la luz cuando está quemada. Algo tan sencillo como eso. Y en este ultimo año y medio, eso falló.

En un año electoral, donde la gestión de Martiniano Molina siente en sus espaldas los aciertos y errores economicos del gobierno nacional, el Servicio Público es vital para que el vecino valore al gobierno local.

A esta altura, donde el humor de la clase media y media baja no es el mejor, fallar en la limpieza de una ciudad es un error garrafal. Si bien la imágen positiva del intendente Molina supera el 50 %, el vecino busca que su barrio esté limpio e iluminado. No mas que eso. Quiere que le cumplan por lo que paga todos los meses.

Y este es el gran desafío al que se enfrenta Guillermo Galetto, un hombre de extrema confianza de Martiniano Molina, que aceptó hacerse cargo de un "fierro caliente".

De su trabajo dependerá mucho el humor del vecino. Llevará meses. No será fácil. Pero armando un equipo de trabajo con hombres de experiencia e idóneos, no debería haber problemas en lograr un buen resultad. 

Parte de ese resultado, dicen algunos, se verá el 27 de octubre a la noche, cuando se empiecen a abrir las urnas.