23-09-2018

En Quilmes, casi 400 armas fueron entregadas para su destrucción

A partir de un trabajo conjunto entre la secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano del Municipio de Quilmes, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la ANMaC (Agencia Nacional de Materiales Controlados, ex-RENAR), en 10 días se recepcionaron casi 400 armas para su destrucción. Las mismas fueron entregadas de forma voluntaria y anónima y, a cambio, sus propietarios recibieron un incentivo económico de entre $1200 y $3000.

La recepción se realizó en un punto móvil dispuesto del 3 al 14 de septiembre en el Centro Único de Monitoreo local y se enmarcó dentro del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones (PEVAF) que promueve la reducción del circulante de armas en la sociedad para la prevención de casos de violencia.

“Estamos muy contentos con el éxito que tuvo el programa en la ciudad. A diferencia del año pasado, cuando en una semana recibimos 97 armas, esta vez, gracias al apoyo del director ejecutivo de la ANMaC, Eugenio Cozzi, pudimos extender la iniciativa y llegar al récord de casi 400 armas entregadas en 10 días”, aseguró el secretario de Seguridad y Ordenamiento Urbano, Denis Szafowal.

Además, el funcionario agregó que también “se recibieron 3649 municiones” y que el Municipio continuará trabajando junto a organismos nacionales y provinciales para “seguir implementando medidas que hagan a la seguridad de todos los quilmeños”.

La convocatoria fue abierta a todas las personas de la comunidad, ya sean legítimos usuarios o no, y las armas recibidas fueron inutilizadas en el acto para, luego, ser destruidas en un horno de alta temperatura.

Por otro lado, en el marco del Programa Nacional de Desarme, se brindaron talleres de sensibilización a jóvenes de entre 15 y 18 años de escuelas de Quilmes, Bernal y San Francisco Solano. Allí, se reflexionó sobre los riesgos de las armas de fuego en el hogar, la importancia del desarme voluntario y el diálogo como mejor forma de resolver conflictos.