06-01-2018

Problemas con la Recolección: El gobierno apunta al gremio de ATE y a La Cámpora por un supuesto boicot

Antes de finalizar el año se mencionó como una posibilidad cierta de que "algo grave" ocurra en la ciudad. A sabiendas de que la decisión del intendente Martiniano Molina era achicar la planta del personal municipal, que ronda los 8500 empelados, "algo raro desde lo político se estaba orquestando".

Y finalmente sucedió. Desde principios de año, el área "más oscura" de la gestión, Higiene Urbana, y que desde hace años aseguran que es manejada por empleados que cuentan con prontuario policial, impidió que los trabajadores salgan a recolectar los residuos.

Esta situación se fue agravando, al punto tal que ni siquiera sirvió el encuentro que mantuvo el secretario de Gobierno, Diego Buffone, con dirigentes del gremio de ATE, que encabeza la protesta.

En este sentido, el secretario de gobierno, fue categorico: “ATE y LA CAMPORA unidos para desestabilizar a un gobierno electo por la gran mayoría de los quilmeños. Ya gobernaron Quilmes y la destruyeron pero quieren volver aponiendo a toda la ciudad de rehén” a lo que agregó “No nos vamos a sentar a hablar nuevamente mientras prefieran el camino de la violencia”.

Cabe agregar que empelados del área aseguran por lo bajo, que los camiones recolectores sufrieron en las ultimas semanas rotura de gomas y hasta de motores, ya que hubo quienes le pusieron agua donde va el aceite, para fundirlos. 

Mientras tanto, la ciudad sufre la acumulación de basura en las calles por culpa de aquellos que no entienden que su contrato laboral ya finalizó con la Comuna.

Habrá que seguir de cerca el minuto a minuto de las próximas jornadas, que prometen ser aún más caóticas, ya que la administración Molina tomó la determinación de no gastar más dinero en salarios cuando no es necesario. En este sentido vale mencionar que el personal municipal está sobredimensionado en 2000 empleados y que la gestión destina casi el 80% de lo recaudado en abonar esos sueldos. 

Demás está decir que de seguir esto así, no será facil gestionar una ciudad como Quilmes, ya que solo deberá esperar el giro de dineros de Nación o Provincia para concretar alguna obra. 


 

avisar
mirta chapuis
ruta atlantica