04-10-2017

Compactarán los vehículos ubicados en la calle Guido y Autopista

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, y el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, pusieron en marcha el Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM) en el distrito.

En esta primera etapa se contempla la destrucción de más de 230 autos y 3.400 motos que se encuentran en el predio de Guido y la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Las autoridades explicaron que la iniciativa consiste en compactar autos secuestrados, abandonados y en desuso para reducir la contaminación visual y ambiental y recuperar los espacios públicos.

“Lo recaudado con la venta del material será destinado a una entidad de bien público”, coincidieron en destacar Ritondo y Molina.

Asimismo, el ministro indicó: “En este trabajo que llevamos adelante con el Ministerio de Seguridad de la Nación y los municipios ya compactamos 80 mil vehículos y hoy se suman los más de 3 mil de Quilmes”.

Por su parte, Molina remarcó que con esta política se da respuesta a lo que definió como “un reclamo histórico de los vecinos” y aseguró: “Esto es posible gracias a un trabajo en equipo con Nación y Provincia”.

En esta línea, el mandatario local añadió: “Hace años que la gente del lugar esperaba una solución y hoy estamos llegando con una respuesta concreta. Esta iniciativa nos permite también mejorar la seguridad en una zona del distrito que es clave por la cercanía a la autopista”.

En el marco del PRONACOM, los vecinos podrán solicitar el acarreo de vehículos abandonados en la vía pública llamando al 4350-3000 interno 3003. Asimismo, se informa que las motos y los autos secuestrados por algún tipo de infracción deben ser reclamados por sus dueños dentro de un plazo de 180 días; de lo contrario, quedarán a disposición del municipio.