12-09-2017

Ritondo bajó a Quilmes a "inaugurar" una comisaría "reacondicionada"

Si estuvieramos viviendo en un país normal, el hecho de tener en condiciones una de las diez comisarías que tiene la ciudad, no debería ser noticia. Pero en Quilmes, cuando se pinta una dependencia policial, o se mejoran los baños o se coloca un aire acondicionado, se hace una inauguración que incluye hasta el corte de cintas. 

Esto sucedió en la comisaría Octava de barrio Parque Bernal, donde se realizaron mejoras a la dependencia de una de las zonas más coquetas que tiene el distrito.

Se trata de una casa que no fue construida a nuevo, ni mucho menos. Solo se hicieron algunas subdivisiones que permitieron incorporar una sala que se la denominó "comedor", se cambió la instalación electrica, se puso un aire acondicionado y se incoporaron cinco computadoras. 

Paralelamente vale mencionar que en los últimos tiempos, la zona de la seccional Octava viene siendo blanco de varios hechos de inseguridad.

Pero la llegada del ministro Cristian Ritondo no fue para incorporar más personal o mayor cantidad de patrulleros, sino para cortar la cinta tras la finalización de las mejoras de la comisaría. 

“Agradecemos este aporte fundamental del Gobierno bonaerense que permite mejorar las condiciones de trabajo de los efectivos”, aseguró el intendente Molina. Y añadió: “La seguridad es una prioridad de nuestra gestión. Como dice la gobernadora María Eugenia Vidal, no tiene respuestas urgentes, pero sí necesidades urgentes. Es algo que lleva tiempo y lo encaramos en equipo, por eso agradezco la colaboración dispuesta para Quilmes por Nación y Provincia”.

Por su parte, Ritondo manifestó que “hace más de 10 años que no se realizaban obras en las dependencias policiales. Estamos dando un paso adelante y mejorándolas para que los policías trabajen con la logística, equipamiento y confort que merecen los buenos efectivos".

Durante la ceremonia, realizada en la dependencia ubicada en Bernal, el ministro agregó que “hoy la provincia de Buenos Aires está llevando adelante un plan de refacción de las comisarías de acuerdo a los estándares internacionales de derechos humanos".

Llamativamente no hubo vecinos que hayan participado del acto oficial, ya que la zona estuvo vedada al público.